miércoles, 25 de septiembre de 2013

Si solo supieras

Si solo supieras todo el amor que estoy dispuesta a darte, si solo supieras todo lo que siento por ti, si solo estuviéramos un instante a solas, verías que no son solo palabras lo que quiero darte, verías que no son solo caricias lo que quiero hacerte, y verías que a tu lado quiero crear un mundo enorme de besos, caricias, sexo y deseo, y así tener a tu lado miles de recuerdos que con nadie podrías repetir, ni conmigo, porque cada momento a tu lado sería único e irrepetible. 

Al fin se que lo único que quedaría serian recuerdos, recuerdos a tu lado, y se que solo quedaran recuerdos, porque se que el momento en el que quiero estar contigo no es eterno, y aunque se que al final estos recuerdos me harán daño, no me importa, quiero estar unos instante a tu lado.

sábado, 7 de septiembre de 2013

Tu recuerdo es el que me mantiene viva


¿Donde esta mi vida? Busco a aquella chica que una vez amó, que una vez fue feliz, y en mis ojos solo veo la amargura que tu partida dejó. Hoy quisiera confesarte que a pesar del tiempo y de la distancia, mi corazón se acelera cuando escucho tu nombre, mis ojos se nublan al pensar que puedo encontrarte en alguna esquina, caminando por allí. Hoy quisiera saber si te acuerdas de mí, si alguna vez te detuviste a pensar en los momentos que pasamos juntos, en las conversaciones eternas, con mis manos en tu pecho. Ha pasado tanto tiempo, que a veces tu rostro se desdibuja, tu sonrisa se diluye y tu voz se esfuma, y mi alma trata en vano de retenerte, me esfuerzo en recordarte, pues tu recuerdo es el que me mantiene viva .

martes, 27 de agosto de 2013

No voy a desperdiciar mi vida

No quiero, debo evitarlo, no puedo permitirme el lujo de volverme a enamorar, no puede depender otra vez de alguien, no puedo hacer de mi mundo tu mundo, no puedo permitir que alguien entre en mi corazón, en mi mundo que ahora he conseguido que se estabilize, no puedo y no lo haré, porque no quiero que alguien más vuelva a jugar conmigo o con mis sentimientos. Y tal vez ahora me destroce por dentro y no lo entienda, pero eso ahora me da igual, porque soy consciente de lo que puede llegar a pasar, soy consciente de que puedo volver a sufrir, y no voy a permitirlo, y aunque esta historia tuviera un final feliz, estoy dispuesta a sacrificar un futuro contigo por mi propio bien, y aunque suene muy egoísta, ahora eso no me importa porque tu me quieres pero no me conoces, no me conoces porque no te he dado la oportunidad de conocerme, porque no quiero que sepas cuales son mis sentimientos, no quiero que nadie sepa lo que siento, he luchado durante demasiado tiempo para poder valerme por mi misma, y no quiero que ahora alguien como tu, en décimas de segundo destruya todo eso y pueda ver a través de mi. No! me niego, y por esa misma razón cerraré mi corazón.

No..., no es lógico lo que estoy diciendo, pero ¿qué estoy haciendo? ¿qué pretendo con esto?... Ya estoy cansada de fingir ser alguien que no soy, ya estoy harta de este muro que construí para que nadie me hiciera daño, quiero volver a ser quien soy, quiero volver a enamorarme, a enamorarme de ti, quiero volver a sonreír, quiero volver a ser feliz, y se que tu y yo tenemos un futuro lleno de felicidad, locuras, amor y mucho más de lo que soy capaz de imaginar, y no quiero sacrificar ese futuro, NO, quiero un futuro contigo, y se que no está todo asegurado, y que puede que ese futuro tenga un final, pero hasta entonces, disfrutemos de lo que tenemos, disfrutemos el uno del otro, disfrutemos hasta el final de nuestros días juntos, disfrutemos de lo que tenemos, porque si no, qué estamos haciendo con nuestras vidas, no quiero desaprovechar las oportunidades que me han sido dadas y no quiero llegar a viejecita y preguntarme "¿Y si ________?" No quiero, debo evitarlo, y así será, la vida ya es un gran regalo, y no voy a desperdiciarlo.

jueves, 22 de agosto de 2013

Muerte en el olvido


Yo sé que existo
porque tú me imaginas
Soy alto porque tú me crees
alto, y limpio porque tú me miras
con buenos ojos,
con mirada limpia.

Tu pensamiento me hace
inteligente, y en tu sencilla
ternura, yo soy también sencillo
y bondadoso.

Pero si tú me olvidas
quedaré muerto sin que nadie
lo sepa. Verán viva mi carne,
pero será otro hombre
-oscuro, torpe, malo- el que la habita... 


Ángel González





martes, 20 de agosto de 2013

Esta soy yo

Tal vez no sea la más guapa ni la más lista. Suelo tropezarme muchas veces. No soy perfecta y tampoco pretendo serlo. Cometo errores, pero es que la vida no viene con manual de instrucciones. Me enfado con facilidad, no me gusta llorar, aunque lo hago más de lo que me gustaría, y necesito sentirme querida y protegida. Soy exigente conmigo misma al máximo, me cuesta concentrarme y suelo ser bastante histérica. Pero también soy aquella que quiere con locura y que lo entrega absolutamente todo de ella. Claramente, tengo mil defectos pero también tengo algunas virtudes que pueden llegar a superar aquello que es malo. Soy romántica, soñadora y estoy enamorada de la vida, y aunque no la tengo resuelta, ni todo calculado..., solo tengo una sonrisa y espero otra de vuelta!

sábado, 3 de agosto de 2013

Disfruta la vida

Estoy viva. Aún me quedan mil cosas por hacer, mil experiencias por delante, mil derrotas, mil victorias, saborear lo extraño, explorar la vida, sentirla. Descubrir la gravedad cero, ser comida con la mirada, regalar sonrisas, llegar a la cima de una montaña, perderme en una isla desierta, encontrarme a mí misma, bailar hasta el amanecer, quedarme despierta solo para ver las estrellas, quedarme despierta solo para verlo soñar…

Vivir. Una palabra tan usada, pero tan mal empleada, equivocados todos en su significado, o al menos, la mayoría. No creo que nadie sepa lo que en realidad significa esta palabra, su complejidad. Mil historias escondidas detrás de cinco letras, cinco letras que lo significan todo, diferente significado para cada uno. Aún yo misma estoy intentando encontrar la definición perfecta.

Vivir… se trata de hacer que cada momento de tu vida, cada milésima de tu existencia sea irrepetible, saturada de felicidad; se trata de sufrir, de aprender de la vida, de saber sobrellevar los momentos difíciles, de tirar pa’ lante sin mirar atrás, de saber reir, pero saber llorar, de ser sinceros, pero no callar ante lo injusto, siempre; y, si quieres algo, ir a por ello, con todo tu esfuerzo, tus ganas, con la felicidad de quien está convencido de que lo conseguirá… inténtalo hasta que lo consigas. Mejor dicho, no lo intentes, hazlo.

No planifiques tu vida pensando que ello te hará más feliz en un futuro. No hagas planes. Disfruta cada segundo que tu vida como si fuera el último, el último suspiro, el último abrazo, el último beso. Porque si no disfrutas ahora, en este mismo instante de tu oportunidad, la acabarás perdiendo. Se irá, se esfumará, no quedará rastro de ella, se irá tan rápido como ha llegado y te quedarás solo con el vago recuerdo de unas miradas llenas de amor y unas promesas ahora ya vacías. Perderás eso que llevabas esperando tanto tiempo con unas simples palabras, unas palabras que ya pronunciaste. Y ya está, el daño está hecho, no hay vuelta atrás. Lo has perdido.

Vivir significa aprovechar todo cuanto te rodea, sentirte lleno de emociones, aprender, enseñar, recordar… recordar momentos felices, momentos llenos de satisfacción, mirar atrás y ver que te has convertido en quien querías ser. Mirar atrás y pensar que la vida te está tratando bien o, al menos, no peor de lo que te podría estar tratando.

Venga, recordad, dejar que cada parte de vuestro cuerpo se llene de ese sabor a tiempos ya pasados. Pasados, pero tan dulces… aún frescos en la mente, aún capaces de hacerte estremecer. Dejar que cada parte de vuestro cuerpo se llene de vida.
Recuerda la calidez del primer beso, los escalofríos, su aliento, tu miedo, sus manos, tu deseo...
Recuerda esa vez que te prometiste algo, y lo cumpliste, superando toda dificultad, el orgullo de alcanzar una meta, lograr un sueño, poder con eso y mucho más…
Recuerda la calidez de un abrazo sincero, una amistad de hierro, porque creo en una amistad inagotable, y nadie me quitará esa idea.
Recuerda el reencuentro con alguien, volver a sentirte entre sus brazos, oir su dulce voz, saber que os queda un largo tiempo por delante uno al lado del otro.
Recuerda el último día de clase, la emoción, la risa, el verano, el olor a libertad.
Recuerda esa sensación de ingravidez, recuerda lo que es ver a esa persona, y saber no que es tuya, sino, algo mucho mejor, que te quiere, y que, en ese mismo instante, haría cualquier cosa por estar contigo.
Recuerda todos los elogios, que guapa estás hoy, te veo muy bien, qué maja eres, les has caído muy bien, tus ojos brillan, tienes el pelo precioso, transmites positividad y… ¿por qué no incluirlo aquí? Tu boca me llama.

Lo dije una vez, y lo volveré a repetir, tres palabras que lo significan todo pero que no especifican nada…

DISFRUTA LA VIDA, vívela tal y como tú lo desees, eres dueño de tu pasado, tu presente y tu futuro. Vive tu vida de tal modo que al final de ella, si te dieran la oportunidad de volver a nacer, pidieras vivir tal y como recuerdas, aprovechando cada minuto de felicidad inagotable.

martes, 30 de julio de 2013

Siempre puedes conseguirlo

Tú mismo sabes lo que te apetece en cada momento, sabes la clase de sonrisa que te gusta recibir después de un largo día, cuantas cucharadas de azúcar te gustan en el café y el punto exacto en el que te gusta que esté el agua de la ducha. Sabes tus límites y tus metas, tus aspiraciones y tus sueños. Por todos estos motivos, nunca olvides quién eres y no dejes que nadie te diga que no puedes conseguir algo, porque sí que puedes.

sábado, 27 de julio de 2013

Considéralo un desafío.

Eh tu, si, tú, ese que se hace llamar Destino. Si lees esto que sepas que no podrás conmigo, soportaré esto y mucho más. Seguiré buscando. Da igual todas las piedras que me pongas en el camino, me da igual lo grandes que sean, el color, la forma y el porqué estén ahí, a modo de obstáculo. Ninguna de ellas logrará que deje de intentar ser feliz, que deje de luchar por todo eso que vale la pena. Y mientras haya una posibilidad, media posibilidad entre mil millones de alcanzar todo aquello que busco, no dudes que iré a por ello.
Considéralo un desafío.

viernes, 26 de julio de 2013

Quédate esta noche

A veces nos sentábamos a esperar por las estrellas. Pero últimamente el cielo no puede estar más gris, y tu sonrisa no puede estar más apagada. Ya en el fondo de tus ojos no leo el deseo, están vacíos. El viento glacial abre un abismo entre nosotros. Estuve tan sola contigo rondando por mi mente, esos sueños en los que tú me acariciabas mil veces.

Pero este había sido un día perfecto, ni una sola nube en el cielo. Había sido un día perfecto, viendo la puesta de sol desde el capó de tu coche. Con mi deseo reflejado en tus ojos que me decían ven, acércate. Anochecer contando tus lunares, amanecer con un nuevo color de tu sonrisa. Y te seré sincera, quiero que sepas, que todo lo que tenemos no es mucho, pero que deshiela los polos, que hace sentir calor al sol, que llena corazones.

Bebiendo cafeína para mantenernos despiertos, manteniéndonos despiertos para no soñar. Que si sueño cuando me despierte ya no estarás. Que cuando tú estás aquí el sueño y la realidad se confunden y me hacen temblar. Temblando y brillando, porque hoy es todo lo que tenemos. No quiero dar las buenas noches, este es el día perfecto para tumbarnos en la hierba y hablar, hablar por horas. Y beberme tu sonrisa, pasearme por tu piel y ver mi mirada reflejada en tus ojos que te dicen: Esta noche, quédate.
Date cuenta que cuando el sol cayó, cuando la luna tímida empezaba a reflejarse en el mar, tú y yo ya teníamos algo.

Tengo paciencia, pero todo lo que tenemos me sabe a poco, mira, fíjate, el amor está por allí, un letrero grande, luces de neón. Fíjate cuanta gente se desvía del camino principal, fíjate cuanta gente se adentra por ese camino sin saber su final. Cuantos de ellos lo dejan todo nada más entrar. Unos irán con ilusión, llenos de pasión; otros con miradas que hielan, corazones de piedra. Y, ¿cuántos de ellos llegarán al final de ese camino juntos? Solo unos pocos. Venga sigamos el sendero. No te digo que esto dure hasta el final pero podemos divertirnos un rato, jugar a que yo te quiero y que tú necesitas mis besos.
Abramos caminos, cerremos heridas. Y si ves que la duda te asalta te guío yo.

Entonces dime, ¿Qué estás haciendo tú…

sin mí? Vamos, que hoy ha sido un día perfecto, que has hecho mi mente volar, que tenemos todo el tiempo del mundo para descubrirnos. Quédate esta noche, podemos pasarnos horas hablando, nuestra canción favorita sonará en la radio y giraremos sobre nuestros talones bailando algo improvisado. Mi pelo se enredará entre tus dedos y mi piel se estremecerá con tus besos. Tu sonrisa pondrá el color a esta noche, yo pondré la ilusión. Y todo lo que tenemos no es mucho, pero es como una manta a un mendigo, un rayo de sol en medio de tanto frío, algo que salva, que quema por dentro.


Quédate esta noche, porque esta noche no hay otro lugar en el que se suponga que deba estar; salvo a tu lado.

lunes, 22 de julio de 2013

Nuestro mundo

Solo pensar en tu mirada, en tu olor, solo pensar en todo lo que me has hecho sentir, y ahora ver que no estás a mi lado, el simple hecho de pensar que te he perdido para siempre, que te he perdido para toda la vida, solo saber que no te volveré a ver, hace que ya no tenga más ganas de vivir, hace que mi vida ya no valga la pena, hace que el simple hecho de respirar sea doloroso, hace que las cosas que antes eran cotidianas, ahora me cueste horrores hacerlas, porque todas esas cosas las hice a tu lado, levantarme y hacer la cama, esa cama en la que pasamos tantas noches, en la que nos besamos, en la que nos abrazamos, en la que hicimos el amor, en la que compartimos miles de historias y miles de secretos, el hecho de que ya no estés me hace imposible hacer la cama, ya no puedo pensar en como éramos, porque me duele tanto, me hace tanto daño pensar que nunca más compartiremos noches de amor, de pasión, de sueños y de esperanzas, me duele tanto ver que ya nada volverá a ser igual, me duele tanto pensar que ya no puedo volver al pasado, que ya no habrá un final, ya no habrá nuestro final, un final juntos, eso ya nunca existirá, te fuiste, desapareciste sin dejar huella, nunca supe que pasó.

Pensamos en nuestra libertad, en correr, volar, viajar, juntos, hacer miles de historias, crear recuerdos, tu, yo y el destino, sin normas, sin reglas, un mundo para los dos, un mundo que solo entenderíamos tu y yo, y que nadie podía saber que existía, entre todos los secretos, este el mayor de todos, el secreto de haber creado un mundo inimaginable, un mundo perfecto, perfecto a nuestra manera, un mundo que no tenía ningún orden ,un mundo donde todo estaba mezclado, era un mundo musical y estridente, un mundo silencioso y calmado, un mundo alegre, triste, morboso, especial, un mundo inigualable, era nuestro mundo, un mundo que nadie podría reconstruir, porque era único, y además era el mejor mundo de todos, pero este mundo desapareció este mundo fue destruido por ti, y no te diste cuenta que si destruías ese mundo, a mi también me destruías.

Y ahora soy un puñado de cristalitos rotos, los cuales no se pueden volver a juntar y hacer como si nada hubiera pasado, porque aunque alguien me coja y me reconstruya, tendré las herias y cicatrices que tu me dejaste al destruir nuestro mundo.

miércoles, 17 de julio de 2013

Incapaz


No se por qué ha cambiado tu actitud, ojala que todo sea un error, no quiero comprobar que te perdí, ni que nuestro amor se acabe, oigo una voz que se hunde en mi, que me vuelve a repetir, lo que no quiero oír. No se que es lo que ha podido ocurrir, para que todo acabe así, no soy consciente de lo que ha podido pasar para así terminar. Y si aún fuera consciente, lo olvidaría cada noche con litros de alcohol, y si esto no funcionara, me haría a mi misma sufrir, porque si mi cuerpo sufriera, mi mente no podría pensar en ti, porque el pensar que te perdí, el simple hecho de recordar que no volverás a mi vida hace que quiera terminar con ella, porque tu te convertiste en la razón de mi existencia, tú le diste un sentido a mi vida, un sentido que creía inexistente, y si ahora desapareces, si ahora volatilizas, qué motivo entonces tengo yo para vivir?


Intento buscar un nuevo motivo, realmente lo intento y lo intento pero tras rebuscar, lo único que encuentro son nuestros recuerdos, no recuerdo nada antes de ti, yo no soy capaz de crear nuevos recuerdos si ti, pero, qué me has hecho? en qué me has convertido? soy incapaz de vivir sin tus recuerdos, soy incapaz de despertarme ni tan si quiera una vez y no pensar en ti, es tus miradas, en tus caricias, en tus besos de "buenos días princesa" ahora soy incapaz de volver a mi vida anterior, soy incapaz de volver a una rutina sin ti.

Pero también soy incapaz de olvidarte, soy incapaz de empezar de cero, porque has puesto el listón demasiado alto como para que alguien pueda superarlo, sé que soy incapaz de todo esto por mi culpa, por pensar que estaríamos juntos para toda la vida, por creerme tus estupideces de amor eterno, por pensar en un "y vivieron felices y comieron perdices".

Y ahora, para finalizar..., soy incapaz de volver a creer en los finales felices, en los cuentos de hadas, en el que el príncipe azul encuentra a su amada, o que el héroe acaba con el mal y encuentra al amor de su vida, me has arrebatado mi vivieron felices y comieron felices, y ahora soy incapaz de buscar mi final feliz sin ti.

jueves, 11 de julio de 2013

Intentar reescribir mi historia

Sin saber por qué, empecé a amarte y sin saber por qué mi vida ya no tenía sentido si no era a tu lado, empecé a sentir cosas que nunca antes había sentido, cosas que no podía describir, ahora empezaba a entender las canciones o las poesías de las cuales antes me reía y me burlaba. Mi vida había dado un giro de 180º y no sabía como mantener la calma.

Como todas las historias la nuestra también empieza por el principio, pero ese principio es diferente a todas las historias, el problema es que yo no vi el final, no vi como poco a poco nuestra querida historia se rompía a trozos, y al final, como todo, nuestra historia se acabó, le pusiste un punto y final, y ahora ya no se como continuar con solamente mi historia. No se como iniciar un nuevo capítulo sin ti, no se como continuar, además, soy masoquista, no paro de escuchar las canciones que entendía gracias a ti, no paro de leer los poemas que cobraban vida cuando pensaba en ti..., y ahora tengo que dormir con una de tus camisetas para poder oler y pensar que estás a mi lado protegiéndome, abrazándome, besándome, tengo que imaginar que estás junto a mi, y con tu fragancia es más fácil, aunque cuando abro los ojos y veo que no estás, el dolor es descomunal, horrible, agonizante, y vuelvo a releer la historia que escribimos juntos, e intento ver donde fallamos, para poder, así, poder reescribir nuestra historia. Y se que tal vez nunca será la mejor historia, pero nadie negará que será nuestra historia.

Se que lo que pido es imposible, ya que nuestra historia nunca fue para recordar, nunca intentamos escribir nada, pero porque nos pasábamos el tiempo sin pensar en la historia, sino en el momento, nuestra regla: "Carpe diem", la historia al fin y al cabo siempre será una historia, una de entre miles y millones de historias, habrán historias de príncipes y princesas, de héroes y heroínas, y al final nuestra historia, una de entre muchas, normal y corriente... aunque eso es lo que pensaran ellos, porque tal vez no escribimos ninguna historia, y nunca la escribamos, pero en mis memorias, en mis recuerdos tu siempre estarás como ese príncipe, ese héroe que cambió una pequeña parte de mi vida, y se que ahora no estás, y eso me desgarra por dentro, pero cada uno decidió vivir a su manera, y se que podré resurgir de entre las cenizas y empezar a escribir mi propia historia.

domingo, 7 de julio de 2013

Sin fuerzas

Cansada, muy cansada, ya sin fuerzas, noto que no me queda ni un suspiro, ya no puedo más, voy a caer, no habrá quien me levante, no hay nadie que me pueda salvar, tengo la extraña sensación de que me estoy quebrando, poco a poco me consumo y no hay quien me pare, poco a poco voy muriendo, y nadie puede salvarme, tengo miedo.

Lo peor de todo es que creo que no hay nadie que me comprenda, escribo des de lo más profundo de mi interior, y cuando digo esto lo digo de verdad, últimamente todo lo que hago me sale mal, no hay nada por lo que quiera seguir luchando, porque tengo la sensación que lo perderé, y hay una cosa que no quiero perder y... eres tú, y si fuera a ti a quien perdiera, ya no podría ni mantenerme de pie, ya no podría seguir en esta tortura, ya no podría seguir día a día como si nunca hubieras existido, y a esto es a lo que llaman amor, así que permitirme decir que es una mierda, el sentimiento de agonía solo de pensar que te puedo perder es demasiado doloroso, y hace que quiera a cada minuto estar a tu lado, sentir tu calor, sentir tus caricias y tus besos, a cada segundo hablar contigo, a cada minuto poder besarte y acariciarte, porque el hecho de perderte me consume por dentro.

Pero lo peor de todo es que no puedo tenerte, no soy lo suficientemente fuerte como para poder sobrellevar estos sentimientos, no tengo la valentía necesaria, y se que a causa de esto me consumiré día a día, y no puedo, no quiero, como he dicho, estoy cansada, demasiado cansada y sin fuerzas, por favor, no se a quien se lo pido, pero dame el empujón necesario para seguir con vida, por favor, te lo ruego, y si el destino quiere, entonces sufriré por ti a cada instante que no esté a tu lado, y si no, pues permíteme consumirme poco a poco, si hacer demasiado ruido, pero déjame consumirme, porque no puedo imaginarme un mundo si no es a tu lado.

viernes, 31 de mayo de 2013

Mi vida ya no seguirá a tu lado.

Una noche más, solo una más en la que había llegado a mi final, a mi tope, a mi punto culminante de agonía, y ya no te quiero dedicar más palabras perdidas, ya no quiero que estés en lo más profundo de mis recuerdos, ya no puedo seguir pensando en ti, todas nuestras noches han sido increíbles, pero ahora ya no las quiero más, o no las debería querer, pero es imposible, los sentimientos que me hiciste sentir no los he podido sentir con nadie más, me has vuelto inmune a lo que se que es algo tierno, me has vuelto inmune a las bonitas palabras que ese chico me ha querido decir, me has vuelto inmune ante ese sentimiento que esa persona que creí especial me quiso transmitir, y ahora ya no soy capaz de querer.


No sabía que mis lágrimas podían escapar tan fácilmente, que podían recorrer con tanta velocidad mis mejillas. No sabía que un dolor tan grande podía hacer sentir una enorme presión que intenta aplastarte los pulmones para hacerse con el corazón. Pero de eso va la vida..., de equivocarse y aprender, de llorar y de reír, de decir adiós y dar la bienvenida. Lo que más aprendí de todo esto es que hay que aceptar las cosas. Estas son como son, y una muchas veces no puede hacer nada para cambiar esa realidad de la que tanto se desea escapar. Y sabía que la vida seguía, pero no podía creer que no fuera a tu lado. Caerse y seguir, de eso se trata, pero al fin y al cabo, yo no puedo, porque si ahora caigo no estás tu para levantarme, porque si ahora caigo, nadie estará lo más cerca de mi para evitarlo, porque si ahora caigo, nadie me levantará.

martes, 28 de mayo de 2013

QUEDA PROHIBIDO


Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarte un día sin saber qué hacer,
tener miedo a tus recuerdos.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quieres,
abandonarlo todo por miedo,
no convertir en realidad tus sueños.

Queda prohibido no demostrar tu amor,
hacer que alguien pague tus deudas y el mal humor.

Queda prohibido dejar a tus amigos,
no intentar comprender lo que vivieron juntos,
llamarles sólo cuando los necesitas.

Queda prohibido no ser tú ante la gente,

fingir ante las personas que no te importan,
hacerte el gracioso con tal de que te recuerden,
olvidar a toda la gente que te quiere.

Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo,
tener miedo a la vida y a sus compromisos,
no vivir cada día como si fuera un ultimo suspiro.


Queda prohibido echar a alguien de menos sin
alegrarte, olvidar sus ojos, su risa,
todo porque sus caminos han dejado de abrazarse,
olvidar su pasado y pagarlo con su presente.


Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen más que la tuya,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha.


Queda prohibido no crear tu historia,
no tener un momento para la gente que te necesita,
no comprender que lo que la vida te da, también te lo quita.


Queda prohibido no buscar tu felicidad,
no vivir tu vida con una actitud positiva,
no pensar en que podemos ser mejores,
no sentir que sin ti este mundo no sería igual. 


Atribuido a Pablo Neruda, aunque esto es cada vez más incierto...

lunes, 27 de mayo de 2013

Tu dulce voz

Si caía tu me levantabas, y ahora he quedado atrapada en lo más profundo del abismo, ahora ya nadie me encontrará. Ahora he derramado sudor y lágrimas para así poder llegar a un lugar más allá de mi imaginación, pero el resplandor de la puesta de sol parece salida de un sueño que tuve hoy, un sueño que tuve a tu lado, mientras los dos aun creábamos un futuro juntos. Y ahora tengo un sueño sin final, el de querer olvidarte, sufriendo mientras otro día pasa, otro día acaba.

Has transformado mi luz en oscuridad.


Me muero solo con sentir el fuego que arde dentro de mi al recordar mi vida junto a ti, fuiste mi refugio en la tormenta, pero ahora te has transformado en el huracán que ha destrozado por completo mi vida.

Hubo un tiempo en que tu dulce voz rompía en todo mi interior, hubo un tiempo en que tu dulce voz fue capaz de derribar los cimientos de mi muro, fue capaz de desintegrar mi mundo y entregarme por completo a ti. Lo fuiste todo para mi, y ahora cada día de mi vida, no puedo vivir si no es junto a ti, porque no me quiero conformar, me hiciste probar de ti y ahora quiero más.

Fabriqué historias de amor, de besos, de versos compartidos. Fabriqué notas de ilusión bañadas en deseos de nuevos caminos, caminos contigo, pero tu ya no estabas, y yo ya no era la misma, el muro que conseguiste derribar, ahora era más fuerte que nunca, más resistente a dulces palabras y a actos cariñosos, y no se si odiarte o agradecerte que gracias a hacerme tanto daño ahora soy más fuerte, porque un sabio dijo alguna vez que lo que no nos mata nos hace mas fuertes, y gracias a Dios tu dolor no me mató, tal vez me consumió, me oprimió, hizo que llegara a preferir que me torturaran a pensar en el tiempo que pasé a tu lado, nunca sabía si llegaría el día en que al recordar mi vida junto a ti no derramara ni una lagrima, sino poder recordarlo, sonreír y seguir con mi vida, como hice antes de conocerte.

Cada día de mi vida, a cada hora, minuto, segundo aun no he sido capaz de olvidarte, y mi luz aun sigue siendo oscuridad, sigo atrapada en el abismo de mi subconsciente, y sigo recordando el dulce sonido de tu voz, de esa voz que hizo que mi mundo se paralizara, que se congelara, un mundo que pensé que estaba hecho a prueba de balas, solo hizo falta tu dulce voz para acabar con él. Y por más que lo intente, por más que luche por olvidarme de ti, siempre tendré el preciado recuerdo de tu dulce voz.

viernes, 24 de mayo de 2013

Quiero consumirme como mi utopía hizo cuando te perdí

Solo por una vez, solo por un instante, por favor, quédate porque en el mundo en el cual nosotros vivimos juntos yo era capaz de seguir porque a tu lado todo brillaba para mi, pero ahora solo hay unos desiertos sin fin a donde valla, ¿el mundo acaso ha perdido la belleza de las flores y las criaturas que vivían? Este mundo se está deteriorando poco a poco, no me siento lista para estar aquí, ¿es acaso este el resultado que esperabas? un mundo con cenizas sin fin ¿es acaso esto a lo que llamas utopía?

Querías que forjara mi destino con mis propias manos, que diera todo de mi para lograrlo y que después no me arrepintiera. Me susurraste al oído que dejara de esconderme en el inconsciente de mi mente, y esas palabras ahora no me las puedo quitar, estoy viviendo con el recuerdo de tu voz. Y ahora el mundo en el que yo vivo es un desierto, es sequía, destrucción, dolor, sufrimiento. Y es que quiero volver a verte otra vez, quiero volver a ese mundo el cual todo brillaba cuanto estabas a mi lado, quiero volver a mi utopía.

Este mundo, mi mundo sin ti me está arrancando las fuerzas, se esta llevando mi voz, me está robando todas las sonrisas que te regalé, este mundo es demasiado doloroso. Al final siempre pienso que podría hacer un pacto con el diablo, que me entregue su veneno más doloroso, que me queme, que acabe conmigo, pero por favor, que acabe con el sufrimiento de no tenerte. Tú te convertiste en mi mundo ideal, te convertiste en mi mundo, y si tu ya no estás no me queda nada, no tengo nada por lo que vivir. 

Lo que aun no puedo llegar a entender es que me dijeras que era demasiado pequeña para ver que te marchabas por mi bien, que me sería difícil de entender. Y no pude ni en ese momento ni ahora entender que te marcharas de mi vida sin dejar nada, ni un un beso, ni una caricia, ni un recuerdo, que pasó? que te pasó? ¿por qué no me diste más explicaciones? ¿por qué desapareciste de mi vida? ¿por qué me robaste el mundo en el cual yo era tan feliz? 

Tuve que sonreír al nuevo mundo al cual me enfrentaba, cuando todas las noches dormía bañada en mis propias lagrimas, cuando cada noche rezaba a quien me escuchara que volvieras, que por un instante estuvieras otra vez a mi lado, tumbado en mi cama y que me dieras tus caricias, que me besaras como solo tu sabias hacerlo. Tu eras el único, te confié mi futuro a ti, te confié mi mundo y to lo rompiste. Y entonces una vez más mi corazón ha llegado a su límite y se está derramando. Muero por dentro, y solo pensar que te he perdido para siempre hace que quiera consumirme en el mundo que para mi se ha vuelto cenizas, el mundo el cual es solo desierto, quiero consumirme como mi utopía hizo cuando te perdí.

lunes, 20 de mayo de 2013

Secreto doloroso

No se como expresar todo lo que siento, no se como decir que lo único que quiero es estar a tu lado, es estar contigo, lo único que quiero es dormir junto a ti, quiero que seas el último al que veo al acostarme y el primero que vea al levantarme, quiero que nuestros cuerpos se fundan en uno, quiero noches llenas de amor, llenas de lujuria y locura, noches llenas de risas, noches inolvidables, pero las quiero contigo, y creo que si no te lo digo ahora, ya nunca podré, porque nuestros caminos se están separando, se están dividiendo, y el simple hecho de pensar que te puedo perder hace que mis ojos se nublen, se ahoguen en sus propias lágrimas, el pensar que te puedo perder hace que pierda el apetito, hace que quiera desaparecer, hace que prefiera pasar toda una eternidad en el infierno que mi vida sin ti.

Y es entonces que me doy cuenta que poco a poco me he ido enamorando de ti, que poco a poco te has convertido en alguien tan importante para mi que ya no pasa un solo día que piensa en tu aroma, en tu sonrisa, en tu forma de ser, en tu forma de gastarme bromas, en tu forma de mirarme, en tu forma de hablarme, no puedo pasar un solo instante en pensar en ti. Te has convertido en la razón de mi existencia, y ahora ya no hay vuelta atrás, no voy a negar mis sentimientos, pero tampoco quiero arriesgarme a perderte, por esa razón mantendré este gran secreto fuera de tu alcance, porque se que el sufrimiento me sería imposible de superar, así que, por favor, ya vete de mis sueños, de mi mente, de mi corazón, llévate todo, así como el viento se lleva tu aroma, tú ven y llévate todos tus recuerdos. Llévate este amor que aún siento, destrúyelo, porque me mata saber que no estarás a mi lado. Y no se si tengo derecho a pedirte algo, pero si solo, aunque fuera por un instante, sintieras los mismo, no te alejes, arrieguémonos a pasar una vida juntos, intentémoslo, pasemos noches llenas de amor, lujuria, locura, y luchemos por un nosotros.

Mi vida poco a poco se está consumiendo, poco a poco se está desvaneciendo por pensar que no estás a mi lado, poco a poco voy perdiendo fuerzas y esperanzas para vivir, ¿tan fuerte es mi deseo por ti? ¿cuán importante te has convertido para mi? Las respuestas me asustan a mi misma, me aterrorizan, pero las respuestas muestran la contestación a las preguntas, y negarlas o evitarlas es de hipócritas, y no lo soy, pero no me atrevo a decirlas en voz alta, las guardaré en mi interior.

Espero, tengo la esperanza, de que tú tengas el valor suficiente para vivir con la persona que realmente amas, porque eso, aunque me duela me hará feliz porque sabré que tú eres feliz, y que valió la pena arriesgarte.




martes, 14 de mayo de 2013

La condena por amarte


Ya ha pasado mucho tiempo desde de que nuestros senderos se extendieron por diferentes lugares, y sin embargo a pesar de haber caminado mucho y sin ti, aun no puedo olvidarte, por que marcaste en mi los mejores momentos de mi vida, pero también los más tristes, en cuanto decidiste, dejar mi camino libre, por que no eras tú quien me haría feliz. Pero jamás me preguntaste cual era mi felicidad, y me dejaste a la deriva como si yo no supiera elegir que era lo mejor. 

Aun no comprendo el por que no estás aquí, aun no puedo comprender que no vinieras a por mi. Aun no puedo comprender, como hiciste para borrarme de tu mente, y por que no me dejaste por escrito los pasos a seguir, para olvidar aquel amor, que con el tiempo se transformo en herida.

Herida, palabra que a tu lado creí que nunca existiría, palabra que contigo nunca he conocido, y sin embargo me la dejaste grabada para el resto de mis días. No mentiré en mis palabras, ya he reconstruido mi vida, pero juro por ella, que ya nada es igual, que no se amar si no es a ti, duele tanto mirar a los ojos a quien si me ama, y sin embargo no poder acariciarlo con el mismo amor que una vez te acaricie a ti.

Todo cambia, y eso es verdad, y nunca sabemos que no tiene preparado el destino, no se cual será el mío, pero si no es estar a tu lado, no querré que el destino me dicte como será mi vida, prefiero buscarte en el destino que yo misma construiré

La condena por amarte como te amé ayer cuando te tenía en mis brazos, la estoy pagando ahora al no tenerte, la vida me castigó cuando te arrancó de mi, y duele mucho seguir, duele mucho. Espero que el camino de tu vida te guíe bien, y que puedas ser feliz, me reconfortará la idea de que tu puedes serlo.

sábado, 11 de mayo de 2013

Una libertad hecha a base de sonrisas


Coge, abre tus alas y vuela. Vuela lejos, donde nada ni nadie pueda dañar esa sonrisa que cada día me enamorara mas. Escapa de este mundo y vive alejado de problemas, de preocupaciones. Quieto hay; cierra los ojos, respira fuerte y podrás ver que dulce es la vida. Grita; grita sin miedo de decir lo que sientes, sin miedo a lo que más tarde puedas oír. Aléjate de todo y sumérgete en la nada, mira a tu alrededor y te darás cuenta de esas pequeñas cosas que alegran tu vida. Vive cada momento de tu vida sin preocupaciones, haciendo todo lo que quieras, por muy absurdo que sea. No pienses en consecuencias ni hechos, piensa en todo aquello que sientas. Roza tus manos con todo aquello que te haga soñar y vive por tus sueños no por tus derrotas. Cierra los ojos, párate a pensar, abre los cerrojos que te hacen llorar. Tómate un tiempo, o mejor dicho, tomate tu tiempo. Simplemente siéntete feliz, de forma en que cada rayo de sol se confunda entre tu mirada y esa preciosa sonrisa.

Al fin y al cabo, quiero que seas feliz, conmigo o sin mi, y por eso te dejé ir, pero nunca llegué a pensar en mi felicidad, estaba tan sumergida en ti que se me olvidó quien era yo, se me olvido vivir mis sueños, y al final fuiste tu quien dañó mi sonrisa, fuiste tú el causante de que viviera mis derrotas, fuiste tú el que me hizo vivir en un mundo lleno de dolor, lleno de preocupaciones, lleno de oscuridad. Y ahora me siento sola, atrapada en mundo triste y si color, necesito ver brillar la luz de sol.

Como extraño aquellos instantes donde todo era mejor, donde todo era ilusión. No se lo que era pero era "feliz". No quiero crecer, solo quiero quedarme en el pasado y dejar de querer lo que fue y no volverá. Me quedé con las ganas de sujetar el tiempo, para no perder tantos días que pudieron haber sido felices. 

Me he quedado con tantos sueños sin realizar, con deseos de que tantas cosas seguirían para siempre y nunca lo fuero. Me he perdido tantas cosas en el camino por la vida, que hoy sin nunca haberlas tenido las extraño, porque se que estuvieron ahí y no detuve el tiempo, porque siempre pensé primero en ti, pero eso ahora se ha acabado, al igual que tú eres libre, yo también, y recuperare el tiempo perdido, recuperare mis sueños, y sobretodo, recuperaré mi sonrisa.


viernes, 10 de mayo de 2013

Siempre estarás en mi vida

Solo escribo esto par que el día que tu lo leas sepas lo que sentí cuando tú no estabas conmigo, tal vez, cuando observes estas líneas haya pasado mucho tiempo, pero quiero que sepas que... mis latidos son tan fuertes cuando te veo que todo mi alrededor se congela, se paraliza solo de verte, pero sabes cuál es el problema? Que pensábamos que todo lo que ocurría iba a durar toda la vida, pero estábamos equivocados, el tiempo paso, las cosas cambiaron, tú cambiaste, y el tiempo te convertiste en un completo desconocido para mi.

Quiero que sepas que no es fácil hacer como si no hubiera pasado nada, no es fácil tener que verte y fingir que nunca sentimos nada. Estoy cansada de sonreír a la vida cuando por dentro me estoy muriendo poco a poco.

Pensaba que era fácil engañar a mi corazón, y seguirte la corriente, pensaba que era fácil olvidar tu sonrisa, tu mira, tus palabras, pero no lo es, porque hay un millón de cosas que siempre me recordarán a ti, y ese millón de cosas nunca las podré olvidar.

Lo que no soporto es que solo eras tú el que entendía mi silencio, el que comprendía cada gesto, cada mirada, cada palabra, el que sabía callar y cuando hablar, el que me hacía reír incluso en los momentos tristes e incluso el que me dijo una vez que pasara lo que pasara, siempre estaría a mi lado.

Cuando te conocí la impresión que me diste fue desagradable, de un chico sin sentimientos, frío y desapacible, pero te juzgué como a un libro por su portada, porque por dentro eras simpático, divertido, tolerante, respetuoso y comprensivo, eras especial, pero serían los primero capítulo, porque ahora te has vuelo arrogante, intransigente, grosero y dejaste de ser especia, pasaste a ser uno de muchos.

Esta carta escrita sin razón, intenta olvidar tu corazón, me siento extraña, con sentimientos desbordándose otra vez, solo pienso en ti, te has convertido en mi obsesión.

Ahora necesito que me hables tú, que me digas lo que sientes, a menudo me pregunto si todo lo que vivimos juntos fue real o una simple y vulgar mentira.

Tal vez para ti esta carta no signifique nada, pero quiero que sepas que mientras la escribía, mis ojos se ahogaban entre mis lágrimas, mi corazón se encogía solo de pensar que después de esto, después de expresar todos mis sentimientos en este papel, podría al fin hacer borrón y cuenta nueva, pero contra más lo leo, más lágrimas recorren mis mejillas, más recuerdo nuestros momento, más te echo de menos.

Fuiste una poesía en mi vida sin firmar, una historia sin acabar, un puzzle sin completar, fuiste y eres una persona que me ha dejado una herida, que incluso cuando hayan pasado los años, esa herida no estará abierta, se habrá cicatrizado, no sentiré dolor al verla, pero tal vez mis ojos se vuelvan a humedecer otra vez, al recordar, solamente algunos momentos de nuestras vidas que hemos roto.

Si alguna vez estás preparado para darme una respuesta, te esperaré, pero no tardes mucho porque tal vez cuando te hayas decidido hayan pasado demasiadas cosas como para volver al pasado, como para intentar olvidarlo, o tal vez será demasiado tarde y la respuesta no me llegará.

Extraños mundos se han cruzado, el tuyo y el mio y ¿sabes que? En este nuevo mundo habían cosas inexplicables pero eran cosas que podíamos entender.

miércoles, 8 de mayo de 2013

Más fuerte que la propia vida


No tengo miedo a confesar que te hecho de menos, tengo miedo a lo que tu puedas decirme por respuesta a ello. La verdad es que ya no tengo miedo a nada, excepto a volver a perderme en tu mirada. Esa mirada que me abraza, besa y mima cuando más me hace falta. Una mirada que ahora anda perdida en los besos de otra, pero que de mi mente alborota.

Son días y noches enteras en vela recordando uno y miles de momentos y dime para qué, si nunca llega el día de ese esperado reencuentro. 

No necesito que me digas que me quieres, solo con que me mires durante un segundo más me basta. Dame una beso que pueda guardar para siempre, que marque mis labios de forma permanente, para así poder sacar miles de sonrisas sin tener que verte. 

Y es que lo único que puedo hacer es quererte, esto es lo único que puedo confesar, que nunca podré dejar de quererte porque eres esa persona que marcó una diferencia en mi vida, la que marcó un antes y un después, eres aquella persona por la que estuve dispuesta a darlo todo, incluso mi vida, eres aquella persona de la que me enamoré y de la que sigo enamorada, y aunque en mi mente lo intente negar, mi corazón seguirá sacando esas sonrisas al recordar nuestros momentos, pero estas seguirán de una lágrima que también me recordará que ya no estás a mi lado, y que esas miradas, esos días y noches contigo ya no las tengo, y debo conformarme con tu recuerdo. Un recuerdo cada vez más borroso, y que espero y tengo la esperanza que cuando el tiempo haya pasado, ese recuerdo solamente me saque una sonrisa al recordar mi pasado contigo, pero después una carcajada al ver que he sido más fuerte que la propia vida, y he podido seguir con mi vida sin ti, una vida que espero llenar de alegrías y de alguien que no solo me haga recordar, sino vivir cada día a su lado una y miles de experiencias, y no solo perderme en su mirada, sino perderme con él durante toda la eternidad.


martes, 7 de mayo de 2013

Una vida juntos con el único plan de querernos

Y ahí estábamos tú y yo, trazando un plan para querernos toda la vida, apostando por un futuro, un futuro en el que solo estuviéramos nosotros. Ideando como sería despertarnos abrazados cada mañana, por unos desayunos  interrumpidos por besos, por muchos besos, por esas tardes lluviosas que se solucionarían con una película y al sofá, por esas noches en los que nos comeríamos. 

Antes de irnos a dormir planificaríamos mil historias para el día siguiente que jamás llegaríamos a cumplir. Tú me prometías un para siempre, yo te llevaría al cielo. Tú disfrutarías de mi locura, yo me enamoraría de tus vicios. 

Seríamos unos enamorados más, pero unos enamorados con suerte. Pero sabíamos que no todo nos iría bien, que algún día habría problemas y  por eso acordamos guerras, guerras de cosquillas donde ambos acabábamos ganando. Después de tantos planes me abrazaste y te juro que por un momento que sentí que éramos eternos.

lunes, 6 de mayo de 2013

Soñaré contigo

Esta noche querría acostarme contigo, acostarme en mi cama y poder abrazarte más fuerte que nunca, mirarte a los ojos y perder la noción del tiempo. 


Querría pasarme horas contemplándote y poder ver una y otra vez esa sonrisa que tanto me enamora.  Sentir el calor de tu cuerpo junto a el mio y poder abrazarte sabiendo que esta noche serías mio y solo mio. Desear una y otra vez que nunca se acabase y que un simple segundo se repitiera por siempre.

Cerrar los ojos y oír un "buenas noches princesa" acompañado de un intenso beso que me lleve a lo más alto de las nubes. No me haría falta soñar, porque mi sueño estaría cumplido. Pero como alguien dijo alguna vez, los sueños sueños son y por más que deseara que esta noche estuvieras a mi lado, por más veces que lo imaginara, seguía estando sola, y junto a mi tristeza y desolación había dejado el rastro de mis lágrimas inmortales por esa noche que escuché de tus labios un "buenas noches princesa". Unas lágrimas inmortales que a cada momento aparecían, que sin previo aviso reducían mi integridad a la nada, unas lágrimas que nunca verías, porqué esas lágrimas aparecían todas las noches, todas las noches en las que tú ya no estabas.